Cada 26 de junio se celebra el Día Internacional de la Preservación de los Bosques Tropicales, con el objetivo de promover y fomentar acciones en pro del cuidado del medio ambiente.

Desde el año 1999, se estableció está fecha por el programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, la Organziación Mundial de Conservación y la Unesco, para que la sociedad prestara especial cuidado a la conservación de los bosques tropicales que son el oxígeno del mundo.

Cada año en el mundo desaparecen más de 13 millones de hectáreas de bosques, por las diferentes acciones del hombre, las cuales afectan notablemente nuestros ecosistemas.

El departamento de La Guajira, está conformado por uno de los ecosistemas más importantes y amenazados de Colombia como lo es el bosque seco tropical, típicos de tierras bajas y caracterizado por presentar largas temporadas de sequía. En la actualidad, tan solo queda un 8% del inventario con el que originalmente contaba Colombia.

Por ello, con la conformación de un corredor biológico entre la Serranía del Perijá y la Sierra Nevada de Santa Marta, la multinacional carbonífera Cerrejón busca poder restaurar y proteger más de 14 mil hectáreas de bosque seco tropical en La Guajira.

¿Qué son los Bosques Tropicales?

Cuando la mayoría de la gente piensa en los trópicos, piensan en las selvas lluviosas tropicales y el Amazonas. En realidad, los trópicos consisten en una diversidad de ecosistemas, desde la sabana hasta los bosques de niebla, que se encuentran entre las latitudes del Trópico de Cáncer y el Trópico de Capricornio, al norte y el sur del Ecuador. Estos ecosistemas actualmente experimentan las más altas tasas de destrucción en el mundo.

Los bosques tropicales son ecosistemas terrestres generados por sucesión natural, dominados por árboles y arbustos de especies de la flora silvestre con alturas de por lo menos 5 metros en su madurez, con una superficie mayor a 0,25 hectáreas y con un estrato de copas superior al 30%. Estos ecosistemas cuentan con una serie de bienes y servicios que contribuyen al desarrollo sostenible.

Los bosques tropicales se encuentran cerca de la línea del Ecuador donde los niveles de temperatura y luz permanecen más o menos constantes durante todo el año. Colombia es un país de bosques tropicales, estos cubren 58.633.631 de hectáreas, las regiones con mayor cobertura de bosques son la Amazonía y el Pacífico.

De la cobertura total de bosques del país, 26,10 millones de hectáreas están en territorios de comunidades indígenas y 4.24 millones de hectáreas están localizados en territorios de comunidades afrocolombianas, es decir el 51,7% del total de bosques naturales de la nación están localizados en territorios colectivos. Estos ecosistemas son indispensables para el desarrollo económico y el mantenimiento de todas las formas de vida, este postulado consagrado en la Declaración de Principios para la ordenación, la conservación y el desarrollo sostenible de los bosques de todo tipo aprobada en la Cumbre de Río de 1992 sobre Medio Ambiente y Desarrollo, cobra hoy para nuestro país más vigencia que nunca antes en toda su historia.

Sin embargo, esta gran riqueza en bosques está siendo afectada por múltiples factores. De acuerdo con estudios del IDEAM, la deforestación promedio anual en el periodo 1990-2010 es de 310.349 hectáreas/año, concentrándose el 40% en la Región Amazónica y el 32% en la Región Andina, por motivos como la ampliación de la frontera agrícola y pecuaria, la colonización no dirigida, la construcción de infraestructura, los incendios forestales, el establecimiento de cultivos ilícitos, aspectos estos favorecidos en algunos casos por la baja concertación de políticas e instrumentos de planificación sectoriales.

Importancia de los Bosques para la Vida

Los bosques son muy importantes para la vida de los colombianos, porque:

  • Regulan el ciclo del agua. Recogen y almacenan el agua, ayudan a evitar las inundaciones.
  • Protegen los suelos. Ayudan a controlar la erosión y a evitar derrumbes y deslizamientos.
  • Contribuyen a regular el clima. Reducen los efectos del cambio climático producido por el hombre.
  • Son la fuente de muchos recursos como madera, medicinas, alimentos, fibras y materiales de construcción.
  • Son territorio de vida para las comunidades que los habitan, cuyas prácticas tradicionales de manejo pueden contribuir a la conservación de estos bosques y selvas.
  • Son el hábitat de miles de especies de plantas, aves, mamíferos, reptiles y anfibios. Esto cobra especial importancia al ser Colombia un país de gran diversidad biológica, que ocupa entre el primero y cuarto lugar a nivel mundial en cuanto a número de especies.

Los bosques son mucho más que madera, más de 1.600 millones de personas en los países más pobres del mundo sobreviven por los alimentos, los materiales, el agua o las medicinas que consiguen gracias a ellos.

Fuente: Comunicaciones Cerrejón y MinAmbiente.