Cerrejón informó que en el cauce modificado del arroyo Bruno, se han identificado 69 especies nativas de bosque seco tropical, representadas en 5.500 árboles y que estos datos son reflejo del proceso de estabilización que ha tenido la vegetación asociada al arroyo.

Paula Gómez, coordinadora de Proyectos de la empresa Servicios Ambientales y Geográficos, entidad responsable de realizar los monitoreos de flora del nuevo cauce, explicó que durante los monitoreos se han encontrado estas especies pertenecientes a 27 familias botánicas.

“Esto nos permite  inferir que las actividades que se han venido ejecutando en el área del proyecto de modificación del cauce del arroyo Bruno han sido efectivas, dado que las familias mejor representadas son Fabaceae, Malvaceae y Boraginaceae, grupos florísticos característicos de los ecosistemas regionales de bosque seco tropical”, afirma.

Entre las plantas y árboles encontrados se encuentran especies dominantes como el Uvito (Cordia dentata), la Ceiba Majagua (Pseudobombax septenatum), el Mulato (Senegalia polyphilla), el Guácimo (Guazuma ulmifoliaulmifolia), el Trupillo (Prosopis juliflora) y el Majaguito (Muntingia calabura). Esta última es una de las especies clave para la restauración dada su capacidad de adaptación en el nuevo cauce.

  Mientras tanto Daniel Dávila, superintendente de Biodiversidad, Rehabilitación de Tierras y Compensaciones de Cerrejón, asegura que “los aprendizajes y la experiencia obtenida en el proceso de rehabilitación de tierras, con el cual Cerrejón ha transformado zonas mineras en más de 4.200 hectáreas en conservación durante las últimas tres décadas, fueron un insumo fundamental para  la selección de especies y el proceso de siembra desarrollado en el cauce modificado. Esta siembra se realizó empleando especies nativas de bosque seco tropical que después de tres años de mantenimiento, crecimiento y desarrollo han demostrado su estabilización en el nuevo cauce”.

La empresa indica que después de tres  años de haberse ejecutado la modificación parcial del cauce del arroyo Bruno en La Guajira, a partir de los monitoreos realizados de fauna y flora se han identificado más de 460 especies animales y de plantas.

“Estos monitoreos, realizados por terceros y por Cerrejón, y que son incluidos en los informes reportados a las entidades competentes, también confirman que las obras desarrolladas no representan un riesgo para la disponibilidad de agua ni el equilibrio del ecosistema”, asegura la multinacional.