Por María Isabel Cabarcas Aguilar*.

La Universidad de Harvard es sin duda, uno de los más prestigiosos centros educativos de Estados Unidos, por ello no sorprende hallarla encabezando el ranking de Shangai, donde se ubican los más destacados centros de formación superior del mundo, lo cuál incide significativamente en las razones por las cuales, este ha sido por décadas el escenario académico escogido por parte de notables líderes mundiales para vivir experiencias de aprendizaje, como el Ex Presidente Barack Obama, el Ex Vicepresidente Al Gore, Bill Gates, Franklin Delano Roosvelte, Henry Kissinger, John F. Kennedy, Mark Zuckerberg, Mitt Romney, Theodor Roosevelt entre muchos otros.

Harvard, es una universidad privada ubicada en Cambridge, en el estado de Massachusetts. Su tradicional historia se remonta a 1636, año en el que fue fundada por el clérigo Jhon Harvard, quien fuera su primer benefactor. Es esta justamente, la más antigua de Norteamérica. Otros rankings mundiales refieren a Harvard como la mejor universidad del mundo, entre ellos: Academic Ranking of World Universities, The-QS World University Rankings y The World Reputation Ranking.

Le puede interesar: Un océano de plástico

Conscientes de la realidad competitiva que rige la vida laboralmente activa del profesional moderno, en las últimas décadas se ha levantado entre la sociedad guajira, una generación de ciudadanos con intensos anhelos de formarse a través de los diferentes senderos del conocimiento (técnico, tecnológico y profesional), las artes, la literatura y el deporte. Esta búsqueda incesante de la preparación, en parte se debe al consenso tácito por intentar serenamente, desestigmatizar a nuestra tierra de aquella pesada imagen, en parte atribuida a las nefastas consecuencias de la bonanza marimbera con su efecto en la inversión de los valores humanos, el culto malsano del dinero y la ostentación.

Por ello, la llegada de dos guajiros a la Universidad de Harvard, se convierte en un acontecimiento histórico de gran valor personal y familiar para ellos y sus padres, digno de reconocimiento, exaltación y de una grata y sincera felicitación para ambos. Tanto la comunicadora social Keshia Romero Deluque, como el ingeniero industrial Nemesio Roys Garzón, ambos riohacheros, nacidos en medio de núcleos familiares amorosos, dedicados y ejemplares quienes los educaron sabiamente para la vida, han despertado la admiración de amigos, familiares y líderes de opinión, al marcar con este significativo logro académico, un hito en la historia local, al graduarse de Magister en Sostenibilidad ella, y como Magister en Administración Pública él, en ese destacado templo del conocimiento.

También lea: El puerto seguro de sabiduría femenina

Como elemento característico de esta generación, la incesante búsqueda del conocimiento, sin duda, ocupa en gran medida, la agenda académica y los anhelos de jóvenes y adultos en el camino de su competitividad profesional y la consecución de un currículo sólido y digno. La oferta creciente tanto de becas y créditos condonables, así como de un sin número de especializaciones, maestrías, doctorados y postdoctorados en Colombia y en el mundo, nos motiva a aventurarnos a atravesar largas distancias, y a sacrificar incluso la cercanía de nuestros seres más queridos, el calor del seno familiar y la comodidad del hogar, en ese noble objetivo de mejorar nuestro perfil profesional.

El destacado matemático y líder político Sergio Fajardo, en su charla en TEDxRiohacha en el 2015, afirmó que la educación, además, de ser un motor de transformación social, concede a quien se enfila en su sendero, la posibilidad privilegiada de elegir, ya que como el mismo lo expresa en su testimonio de vida, así sucedió en su caso. Bienvenidos el conocimiento, la preparación, la ciencia, la investigación y la formación como estandartes de esta generación de competentes profesionales guajiros que pretenden con responsabilidad, compromiso y ética inquebrantables, servirle a su tierra.

*Las opiniones expresadas en este espacio son responsabilidad de sus creadores y no reflejan la posición editorial de revistaentornos.com

marisab1393@hotmail.com