El alcalde de Riohacha declaró la emergencia sanitaria y calamidad pública para el control del COVID-19 en esta capital y adoptó nuevas medidas.

Una de ellas es la reconexión del  servicio de acueducto a familias que por razones económicas tengan el servicio suspendido.

Igualmente se prohibió la concentación de más de 25 personas y se ordenó el cierre temporal de bares, discotecas, estancos, billares y estaderos. Además del cierre de las playas que había sido ordenado por el gobernador de La Guajira Nemesio Roys Garzón.

Dentro de las medidas se prohibió el  ingreso de visitas a albergues y casa del abuelo-

Las declaratoria de emergencia y la calidad tendrán una duración de tres (3) meses, comprendidos entre el 17 de marzo de 2020 al 17 de junio y se prorrogará según las evaluaciones de riesgo emitidas por el Gobierno Nacional y la Secretaría de Salud distrital.

“También se adoptarán las medidas requeridas para atender la calamidad pública por sequía estipuladas en el Decreto 008 de 2020, como acción necesaria para abastecer de agua a las comunidades y garantizar el lavado de manos como una recomendación necesaria para evitar el contagio”, aseguró Bermúdez.

Dijo que los almacenes de cadena y grandes superficies deberán adoptar medidas para regular la aglomeración de personas y la propagación del virus.

La secretaría de Salud, con el apoyo de todas las sectoriales, expedirá un Plan de Acción para hacer frente al Coronavirus y activará con la Secretaría de Salud departamental un protocolo de atención a nivel de aeropuerto para los viajeros que lleguen y salgan al Distrito, incluida la ruta de aislamiento.

La administración distrital mantiene la  sala se crisis y el puesto de mando  activos las 24 horas y se habilitó la línea de atención 3002945556 en el Distrito para atender a personas que presenten síntomas.