Por las evidencias del mal manejo ambiental en el establecimiento comercial Waya Coco Beach Corpoguajira le impuso una medida preventiva mediante Resolución No. 0420 de 19 de febrero de 2020, en el marco de la verificación que hace para que los establecimientos cumplan con los requerimientos ambientales que por norma se encuentran establecidos.

El objetivo es impedir la continuación de una actividad y situación que se encuentra atentando contra el medio ambiente, los recursos naturales y el paisaje natural.

La entidad indica que este local se encuentra en estibas de madera colocadas sobre la arena, tiene una caseta de fabricación maderable de dos pisos para la venta de bebidas, baño portátil y cerramiento con palos.

“Durante la inspección se observaron impactos sobre el ecosistema de playa, el cumulo de residuos sólidos encontrados al lado del baño portátil; basura que permanece por la falta de aseo y por la mala disposición que sumada a la acción del viento hace que se disperse por toda el área de playa causando contaminación al sustrato arenoso y paisaje”, describe la autoridad ambiental.

También se evidenció la remoción de la vegetación presente en el sustrato de la playa, el uso de las palmeras como base colocar los tomacorrientes clavando puntillas en ellas y la falta de disposición final del material vegetal removido tanto del sustrato como de las palmeras.

Ante las afectaciones halladas se impuso medida preventiva a Waya Coco Beach mediante Resolución No. 0420 de 19 de febrero de 2020, con la finalidad de impedir la continuación de una actividad y situación que se encuentra atentando contra el medio ambiente, los recursos naturales y el paisaje natural.

Corpoguajira en su ejercicio, reitera que, en el momento de otorgar el permiso temporal en áreas de la playa, no se solicitó a esta entidad el concepto ambiental previo que señala la norma para este tipo de trámites.

También  hace un llamado a los entes territoriales para consolidar acciones y permitir la actividad de los establecimientos bajo lo reglamentado en la ley colombiana, así se logran mitigar impactos en los ecosistemas.