Aunque profesionales del área marino costera de la Corporación Autónoma Regional de La Guajira – Corpoguajira, determinarán que la Medusa Bola o Bala de Cañón que hace presencia en aguas de La Guajira no representa peligro para la salud pública, bañistas de Riohacha están alarmados por la presencia de esta especie.

Los expertos aseguran que la toxina de los nematocistos que segrega la medusa es relativamente inofensiva para los humanos, sin embargo, recomiendan evitar el contacto con esta especie, tanto en mar como en playa, teniendo en cuenta que el grado de susceptibilidad a la toxina puede variar en cada persona.

“Esta especie esde gran importancia ecológica por las redes tróficas (actuando como presa y predador) y en las relaciones simbióticas con zooxantelas, con crustáceos y alevinos de varias especies de peces, los cuales se agrupan bajo sus campanas como protección a depredadores”, así lo dió a conocer Corpoguajira por medio de comunicado de prensa.

Cualquier cambio de factores como la salinidad, temperatura, nutrientes, régimen de corrientes, luz, tipo de reproducción, cantidad de alimento, y competidores, incide en el crecimiento o decrecimiento de las poblaciones de esta especie marítima, las cuales determinan su distribución y abundancia espacial.

En el Caribe colombiano ha sido encontrada en las costas de los departamentos de La Guajira, Bolívar y Magdalena, siendo una de las especies más comunes y frecuentes en las playas de la ciudad de Santa Marta. Debido a que es una especie de distribución cosmopolita se puede hallar en cualquier zona costera del mundo.

Corpoguajira, recomienda a los bañistas estar tranquilos y atentos, en caso de contacto con algún ejemplar de Medusa Bola de Cañón, NO frote la zona afectada, lave con agua de mar y diríjase al centro de salud más cercano para su valoración.