Ante la nueva ampliación de fecha del aislamiento preventivo obligatorio hasta el 15 de julio, el alcalde de Riohacha, José Ramiro Bermúdez Cotes, expidió el Decreto 125 de 2020 a través del cual anuncia la continuidad de las medidas instauradas debido a la emergencia sanitaria por el COVID-19.

Por medio del cual se establece que sigue el toque de queda de lunes a sábado desde las 07:00 p.m. hasta las 04:00 a.m. del día siguiente y toque de queda permanente del sábado a partir de las 02:00 p.m. hasta las 04:00 a.m. del lunes siguiente, mientras que los domingos será todo el día.

También habrá ley seca, es decir la prohibición de consumo y expendio de bebidas embriagantes desde los viernes a las 07:00 p.m. hasta los lunes a las 06:00 a.m., tiempo durante el cual no se podrá adquirir ni consumir bebidas alcohólicas.

Seguirá igualmente el Pico y Cédula rotativo para diligencias esenciales, según el último dígito de cédula.

Asimismo, se estableció que para el día viernes 3 de julio, segundo día sin IVA, la salida para adquirir productos en grandes superficies se realizará de la siguiente manera, según el último dígito de la cédula: de 04:00 a.m. a 12:00 m, números par y de 12:01 p.m. a 07:00 p.m, números impar.

Para este día no se permitirá la venta presencial de electrodomésticos en grandes superficies, computadores y equipos de comunicaciones.

Por otra parte, los adultos mayores de 70 años podrán salir durante tres días a la semana con todos los implementos de protección y acompañados de un responsable, aumentando el tiempo a 60 minutos.

Igualmente, se mantiene el horario de actividad física, a partir de hoy, de 04:00 a.m. a 07:00 a.m. pueden desarrollar actividades en el perímetro de su barrio y acatando el distanciamiento social.

Es preciso recalcar que continúa el uso obligatorio de tapabocas o cualquier elemento que cubra boca y nariz en sitios públicos y privados por lo que en caso de no portarlo incurrirá en una sanción.

Según el decreto, las medidas contemplan la reactivación de los sectores habilitados, siempre y cuando cumplan con el protocolo de bioseguridad y certificado de aforo que emiten los bomberos.