Como es tradicional, personajes de la política nacional llegaron a Riohacha para acompañar las fiestas patronales en honor a la Virgen de los Remedios, entre ellos varios congresistas que se comprometieron con el alcalde José Ramiro Bermúdez a ayudar a recuperar la autonomía en los sectores actualmente intervenidos por el gobierno nacional.

Los senadores liberales Mauricio Gómez y José Serpa,   al igual que  el parlamentario conservador Efraín Cepeda, el ex presidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez, quien se ha declarado devoto de la “Vieja Mello” y el ex alcalde de Barranquilla Alejandro Char, fueron quienes estuvieron en esta capital.

Inicialmente  compartieron un desayuno en el palacio distrital con el mandatario, quien aprovechó la grata visita para pedir a los presentes, un decidido acompañamiento en la gestión de recuperar en el ente territorial, la autonomía de los recursos de salud, educación y agua potable.

“Cuente con nuestro apoyo alcalde, caminamos con usted durante su campaña y así mismo lo haremos durante los años de su gobierno, porque creemos que es el momento del cambio en Riohacha, por eso hoy también está aquí el ex alcalde de Barranquilla, quien en pocos años logró cambiar el panorama en su ciudad y quien también está dispuesto a acompañarlo”, dijo el senador Mauricio Gómez.

El Senador Avaro Uribe se comprometió a llevar todas las inquietudes al presidente Duque y a hacer seguimiento a las acciones desarrolladas para subsanar estas problemáticas y además  para gestionar el aumento de la participación de regalías para los departamentos productores como La Guajira y mayores inversiones en salud, educación y en las poblaciones étnicas de esta zona del país.

“La idea es articular esfuerzos en beneficio del querido pueblo de La Guajira, queremos que a esta región regrese el desarrollo”, acotó el ex presidente Uribe.

En el encuentro, también estuvo presente el rector de la Universidad de La Guajira, Carlos Robles Julio, quien junto al alcalde, envió un mensaje al presidente Iván Duque, para que desde el gobierno nacional se ayude a garantizar la educación superior en la península, que atraviesa una crisis financiera.