Ante al incremento de casos de COVID-19 reportados por el Instituto Nacional de Salud, la Administración distrital de Riohacha decidió cerrar dos barrios de esta ciudad para contener el avance de la enfermedad.

Son los barrios Camilo Torres y María Eugenia, donde hay 10 casos hasta el momento de los 43 que se han reportado en esta capital.

El alcalde José Ramiro Bermúdez dijo que las medidas se incrementarán buscando salvaguardar la vida de los ciudadanos y que se trabaja de manera articulada entre las secretarías de Salud y de Gobierno, con los ediles de la comuna 8 y la Policía Nacional, con el fin de  desarrollar un operativo de cerramiento de estos sectores, teniendo en cuenta que a la fecha se reporta un brote activo de casos en el límite de ambos barrios.

“Esta acción, permitirá realizar un cerco epidemiológico estudiado en su momento por el Equipo de Respuesta Inmediata – ERI, como la estrategia más efectiva para cortar la transmisión de la COVID-19, controlando así los factores de riesgo que amenazan a la comunidad”, explicó.

Los habitantes de estos barrios solo podrán reactivar sus actividades el martes a las cuatro de la mañana de acuerdo al pico y cédula establecido por la Administración.

“El aumento de población migrante, el hacinamiento y la irresponsabilidad de algunos habitantes que no usan tapabocas, no se lavan las manos y se aglomeran sin respetar el toque de queda, ha sido la causa de que, a la fecha, existan más casos activos en este sector del distrito», dijo el mandatario.

La directora de Salud Pública de Riohacha, Edita Pimienta Torres, afirmó que a través de esta estrategia se espera que Riohacha continúe siendo la capital del Caribe con menos casos de COVID-19.

“El trabajo ha sido articulado con las autoridades, pero los aliados más importantes han sido los líderes y ediles de estos barrios, para poder concientizar a la población en las medidas que se deben tomar para evitar el contagio”, anotó.

La líder Orielyis Vangrieken, manifestó que todos están listos para trabajar de la mano con la alcaldía y las autoridades, para que las personas se cuiden y no esperen que el virus llegue a sus casas.