El operador de acueducto y alcantarillado  de Riohacha ASAA denunció que personas desconocidas intentaron conectarse a la Línea de Conducción del acueducto local de manera antitécnica y sin autorización de la empresa.

Según el gerente de la compañía William García, la maniobra quedó al descubierto por operarios durante recorridos periódicos que se realizan para la inspección de la tubería.

Los hechos se presentaron a la altura del kilómetro 4, vía del acueducto, sector de Los Cerritos donde fueron encontradas excavaciones junto a la conducción.

“Ante esta situación, se cumplieron las labores de taponamiento de las zanjas y el pozo que habían construido personas sin identificar, presuntamente para beneficiar a una comunidad indígena asentada muy cerca del lugar de los hechos. No obstante, cuatro días después del primer hallazgo, los interesados en cometer el fraude volvieron a abrir las zanjas siendo descubiertos una vez más por personal de ASAA”, explicó el funcionario.

De esta anomalía se informó a la Administración Distrital teniendo en cuenta…“la alta vulnerabilidad que representan estas intervenciones irregulares para el acueducto de la ciudad”. Recordando además que perforaciones de esta naturaleza provocan deterioro y roturas en la tubería de 30” que han ocasionado fallas en el servicio de acueducto local en varias oportunidades.

ASAA requiere del Gobierno Distrital un acompañamiento integral para evitar a como dé lugar cualquier intervención sobre los 46 kms. de longitud de esta tubería, ya que podría desencadenar en fallas en el servicio, tan necesario en la actual emergencia sanitaria por la presencia en Colombia del COVID-19.

Para mayor control, la empresa ha reforzado la vigilancia en la zona con el fin de minimizar las actuaciones e intervenciones sobre esa infraestructura, donde algunos tramos se encuentran en zonas difícil acceso.