Debido a la intensa sequía hay una notoria disminución del caudal del río Tapia, fuente de abastecimiento del acueducto del distrito de Riohacha.

La empresa ASAA, encargada de la operación de los sistemas de acueducto y alcantarillado sanitario en Riohacha informó que esta situación podría obligar a declarar la alerta amarilla por parte de las autoridades responsables de la prevención de riesgos.

“En efecto desde la semana anterior se inició el monitoreo de los niveles encontrando inicialmente disminuciones moderadas pero al iniciar la presente semana el comportamiento tendió bruscamente a la baja del caudal en aproximadamente 2000 litros por segundo. Los promedios normales del caudal son 3.500 litros por segundo”, indicó ASAA en un comunicado.

Agrega que por este motivo se hace un llamado a los usuarios para usar de manera responsable el agua, ya que cada día hay menos cantidad y evitar así llegar a instancias críticas.

ASAA informó que gestiona ante la autoridad ambiental la medición oficial del caudal y ha notificado la situación a representantes de la administración local, para efectos de controles y la toma de decisiones de manera concertada.