La Agencia Nacional para la Reincorporación y la Normalización (ARN) está implementando en 27 municipios de Colombia la estrategia Mambrú,  la cual tiene como propósito fortalecer entornos protectores para los niños y jóvenes del país, y que se alejen de las diferentes formas de violencia y amenazas.

Mambrú es ejecutado en 27 municipios de Colombia.

Desde que comenzó su ejecución se han visto beneficiados más de mil menores, los cuales se encuentran bajo factores de posibles riesgos como la presencia de actores armados, bandas de delincuencia común, tráfico y consumo de estupefacientes, situación de violencia intrafamiliar, entre otros.

La Agencia Nacional para la Reincorporación y Normalización, anunció que Fonseca es uno de los municipios donde está llegando “Mambrú”, la cual contempla estrategias de uso del tiempo libre en niños y niñas, vinculándolos a espacios participativos.

“Conocen sobre sus derechos y deberes, liderazgo y sana convivencia; potencian sus conocimientos y habilidades e identifican los riesgos y amenazas a los que se enfrentan y sus posibles soluciones, al mismo tiempo que se fortalecen iniciativas locales artísticas, comunicativas, deportivas o de emprendimientos sociales” explicó la ARN.

Andrés Felipe Stapper, director general de la ARN.

En la quinta fase de Mambrú la entidad ha incluido el enfoque de género, además de emprendimiento e innovación social, con el fin de incentivar a los jóvenes a generar espacios de desarrollo, a través de una actividad social que sea para su beneficio y el de la comunidad.

También le apuestan al talento, por ello  hay educación en música, deportes, danzas, entre otros temas de interés.

“Desde la ARN realizamos una intervención decidida, generando escenarios para el desarrollo de capacidades y buen uso del tiempo de niñas, niños y jóvenes, para contribuir a la protección de sus derechos. Con esta estrategia encuentran alternativas diferentes para su vida y así contribuimos a prevenir su vinculación a cualquier tipo de violencia”, explica Andrés Felipe Stapper Segrera, director general de la ARN.